Elecciones en Castilla y León: Decepción con la izquierda, auge de la extrema derecha

Imprimer
15 de febrero de 2022

Las elecciones de Castila y León han mostrado un retroceso de los partidos de izquierda y el auge de la extrema derecha de Vox. La abstención ha sido del 36,5%. De 2 millones de electores no votaron 702.469. Los partidos del gobierno de izquierda han sido castigados perdiendo un importante caudal de votos respecto a las elecciones de 2019: los socialistas 117.613 y Unidas Podemos casi 40.000 votos.

¿Cómo es posible que estando en el gobierno central y pudiendo ganar la confianza de la población reciban este castigo electoral? Sólo se puede explicar por la decepción de las clases populares ante la incapacidad del gobierno “más progresista de la historia” de plantear medidas en favor de la población trabajadora. Mientras que nos asola una pandemia, la sanidad pública, y en general todos los servicios públicos, se deterioran, la precariedad y la desigualdad social aumentan y las medidas sociales son sólo cosméticas, como ha pasado con la Reforma Laboral o se utiliza a la policía para cargar contra trabajadores en huelga como en Cádiz. Esta política antiobrera le abre la puerta a Vox.

La subida de la extrema derecha se explica también por radicalización de los sectores de la derecha, que han sufrido una pérdida importante de votos; Ciudadanos ha perdido más de 151.000 votos y el PP 54.000.

Las elecciones no pueden cambiar la sociedad porque desde los gobiernos se puede hacer poco. Porque el poder real está en manos de los grandes capitales, de la gran patronal. Por ello, si dejamos en manos de politiqueros y sus gobiernos, las medidas necesarias y esenciales para vivir dignamente, y si nos ilusionamos con algunos políticos que prometen humo, perderemos. La única manera de defender nuestros derechos es la movilización. Por ello el lema del movimiento de los pensionistas, ¡Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden! Hay que generalizarlo a todas las luchas obreras. ¡Gobierne quien gobierne sólo la lucha obrera te defiende!